Alfonso Herrera dejó atrás sus días "rebeldes" para convertirse en todo un filántropo. Esta mañana, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) anunció que el actor y cantante mexicano fue nombrado Embajador de Buena Voluntad de la institución, después de cuatro años de trabajo en campañas en favor de los refugiados y la comunidad LGBTIQ+. En un comunicado, el también protagonista de Sense8 dijo sentirse “muy agradecido”.

Alfonso Herrera es nombrado Embajador de Buena Voluntad de la ACNUR

A través de un comunicado de prensa, la Agencia de la ONU para los Refugiados comentó el nombramiento de Alfonso Herrera como su más reciente Embajador de Buena Voluntad.

“El profundo compromiso que Alfonso ha demostrado con los refugiados y otras personas desplazadas, utilizando cualquier oportunidad a su alcance para sensibilizar al público acerca del desplazamiento forzado en Latinoamérica y el mundo es un valioso aporte al trabajo de ACNUR para asegurar la protección y la integración de estas personas”, señaló José Samaniego, director de la Oficina Regional para las Américas de ACNUR.

Por su parte, Alfonso Herrera se mostró muy agradecido con la institución por el nombramiento como Embajador de Buena Voluntad. “Es importante apoyar esta labor tan indispensable que ellos hacen, día a día, tanto las personas que están en la oficina como las personas que están en el terreno”, mencionó el actor.

La labor humanitaria de Alfonso Herrera antes de ser Embajador de Buena Voluntad

Además de ser uno de los actores mexicanos más socorridos de la televisión, Alfonso Herrera también ha trabajado de cerca con instituciones y organizaciones benéficas.

Desde 2016, el protagonista de Rebelde apoya la campaña #ConLosRefugiados de la ACNUR y ha colaborado con la asociación en eventos alrededor a la comunidad LGBTIQ+. También ha realizado viajes por zonas desfavorecidas en el continente.

“Tuve la oportunidad de platicar con mucha gente en el viaje a El Salvador y Honduras. En algunos momentos, tengo que admitir que me sentía un poco rebasado emocionalmente por sus historias, porque realmente habían pasado por situaciones terribles. Pero también les preguntaba si había esperanza y todos ellos me contestaban que sí, que por supuesto había esperanza”, comentó Herrera en un comunicado.