Corría el año de 1999 y Televisa, de la mano del productor Juan Osorio, llevó a la pantalla chica un excitante melodrama interpretado por Edith González y Fernando Colunga. La historia: una decisión entre el amor y la pasión, Nunca te olvidaré. 

El día que Edith González y Fernando Colunga sangraron a besos

En el programa Despierta América recordaron la vez que la actriz de Las Bravo habló de su anécdota en la que por venganza, por un pequeño golpe que le dio el actor de Amor real,  puso a prueba a Colunga en plena escena pasional.

"Me voy a desquitar donde él no vaya a poder hacer nada y entonces llega la escena del beso y le muerdo los labios bien fuerte", comentó entre sonrisas Edith.

Cristina Saralegui interrumpió y le preguntó a Colunga: "¿Que te pasó por la mente en ese momento?", y con gran entusiasmo Fernando contestó de inmediato; "No, yo dije se está poniendo buenísimo esto". Lo que provocó el alarido del público y las carcajadas de sus acompañantes.

Fernando Colunga devuelve el gesto de Edith

Para la siguiente escena, según cuenta Edith González, Fernando Colunga devolvió el acción y de ahí no hubo vuelta atrás.

"La siguiente escena, él me la devolvió. Pero así los dos ya estábamos así yo creo con los labios sangrantes", recordó la actriz bastante risueña y apenada.

Un momento que quedará para la historia de las telenovelas y que sin duda vale la pena recordar por el legado que dejó la actriz de Vivir a destiempo.

Seguramente habrá más e inolvidables recuerdos detrás de cada escena, cada beso y cada final de las telenovelas. Sería bueno revisar y traerlos consigo de vuelta.

Y tú ¿recuerdas alguna escena como la de Edith González y Fernando Colunga?