En el caso de alguien como Diana Bracho, nadie se preguntó si se dedicaría a la actuación, sino cuándo comenzaría a hacerlo profesionalmente. Después de debutar en el cine a los 5 años de edad en compañía de su padre, el mítico actor y director de cine mexicano Julio Bracho, Diana Guadalupe Bracho Bordes sorprendió a todos a los 43 años cuando apareció en la película El castillo de la pureza (1973), de Arturo Ripstein, al lado de Claudio Brook, Rita Macedo y Arturo Beristáin. Sin embargo, la fama le llegaría hasta una década después, cuando atrapó al público mexicano con su belleza y talento en la telenovela Cuna de Lobos.

Cuna de lobos: así era Diana Bracho de joven

En 1986, con 44 años y 7 telenovelas en su historial –incluyendo Los miserables, de 1973 y Leona Vicario, de 1982– Diana Bracho recibió una invitación que no pudo rechazar.

Después de que la actriz Angélica Aragón rechazó el papel protagónico a solo unas semanas de iniciar su rodaje, la producción de la telenovela Cuna de lobos buscó a Bracho para sumarse al proyecto.

A la actriz, sobrina de Andrea Palma y Dolores del Río, le pareció que el proyecto no tenía futuro, pues no tenía “ninguna estrella” y había estrenaría en un “horario un poco bajo”. Sin embargo, al leer el guion, Bracho se enamoró de su personaje, la joven "Leonora Navarro de Larios", y aceptó la invitación de Televisa de inmediato.

Diana Bracho casi muere joven durante las grabaciones de Cuna de lobos

En una entrevista reciente, Diana Bracho recordó como casi muere joven durante las grabaciones de Cuna de lobos.

Pinterest
Diana Bracho en la filmación de la película 'Mi universo en minúsculas', en 2010.

“Durante la filmación tuve un problema de salud muy grave, me estaba descargando por dentro, estaba a punto del petate, a punto de morir”, contó la actriz en declaraciones retomadas por Milenio. “Tuve un embarazo extrauterino y se me reventó una trompa, entonces tenía una hemorragia interna muy seria… pero el doctor, fantástico, me salvó”.

Afortunadamente la vida de Bracho no corrió peligro durante el resto del rodaje y pudo terminar la grabación de uno de los proyectos más importantes de su carrera.