Al parecer no todo es mágico en el entorno de la popular escritora inglesa J.K. Rowling. En días recientes, la autora de la saga de Harry Potter devolvió el premio Kennedy de los Derechos Humanos que recibió el año pasado tras ser etiquetada como “transfóbica” por Kerry Kennedy, presidenta del grupo que otorga dicho galardón. En un largo comunicado, Rowling negó la etiqueta; sin embargo, reafirmó algunas de sus creencias y dichos que intentan invisibilizar a la comunidad transgénero en el Reino Unido.

J.K. Rowling devuelve premio tras ser llamada transfóbica

En junio de este año, J.K. Rowling causó controversia al publicar una serie de tuits que afirman equivocadamente que “especialistas estaban preocupados por el alza en los números de chicas” que buscaban realizar su transición de género.

Pinterest
J.K. Rowling en el estreno de la obra Harry Potter and the Cursed Child, en 2016.

Los comentarios de Rowling continuaron a lo largo del mes con una serie de tuits que invisibilizan la existencia de la comunidad trans. Usuarios en la red también señalaron que la escritora había dado like a un comentario que se oponía a la prohibición de las terapias de conversión que han puesto en peligro a cientos de jóvenes en el Reino Unido.

En un mensaje publicado a principios de este mes, Kerry Kennedy, presidenta de la organización Robert F. Kennedy para los Derechos Humanos, tachó los comentarios de la escritora como “transfóbicos” y “profundamente preocupantes”.

“Por sus propias palabras, considero que la posición de Rowling es que el sexo que se le asigna al nacer es el factor principal y determinante del género, independiente de la identidad de género”, escribió la también hija del senador Kennedy. “Esa es una posición que rechazo categóricamente. La ciencia es clara y concluyente: el sexo no es binario”.

Pinterest
Kerry Kennedy en la entrega del premio Robert F. Kennedy para los Derechos Humanos a J.K. Rowling, en 2019.

“Los derechos trans son derechos humanos. Los ataques de J.K. Rowling contra la comunidad transgénero son incompatibles con las creencias y valores fundamentales de la organización RFK para los Derechos Humanos y representan un repudio a la visión de mi padre”.

Tras la publicación del mensaje de Kennedy, Rowling respondió con un comunicado en su página web con el que anunciaba que regresaría el premio y se defendía de los señalamientos de la presidenta de la organización. “Rechazo absolutamente la acusación de que odio a las personas trans o les deseo mal, o que defender los derechos de las mujeres es incorrecto, discriminatorio o incita el daño o la violencia a la comunidad trans”, escribió.