La trágica vida de Keanu Reeves: cómo el actor superó la muerte de su novia e hija

La trágica vida de Keanu Reeves: cómo el actor superó la muerte de su novia e hija. 
noviembre 21, 2020 - 15:32 / Daniel Ocaranza

Keanu Reeves ha atravesado por sucesos muy tristes relacionados con la muerte de su hija y su exnovia, los cuales han marcado para siempre la vida de este actor canadiense, quien ha tenido que aprender a lidiar con el dolor para continuar con su vida. Lee a continuación la triste historia de Keanu. 

Keanu Reeves siempre se ha caracterizado por ser una persona serie y sobria. E indudablemente parte de la personalidad de esta exitoso actor canadiense tiene que ver con los desafortunados y trágicos sucesos que ha tenido que vivir. 

Lamentablemente, estos han tenido que ver con la muerte de dos seres queridos de Keanu: una hija, así como una pareja que tuvo, quienes perdieron la vida de manera trágica, convirtiéndose así en dos sucesos negativos y muy tristes para la vida de Keanu. 

La trágica vida de Keanu Reeves: cómo superó la muerte de su novia e hija

Jennifer Syme es el nombre de la pareja de Keanu, con quien él esperaba el nacimiento de su hija años atrás, quien tristemente nació muerta, un suceso que sin duda marcó tanto al actor como a Jennifer, quien era actriz y asistente personal estadounidense.  

Keanu y Jennifer se conocieron en el año de 1998 y poco después iniciaron una relación. Fue en el año de 1999 cuando Jennifer quedó embarazada, por lo cual ambos aguardaban la llegada de una hija. Sin embargo, la tragedia llegó a su vida luego de que a los ocho meses de gestación la bebe muriera, razón por la que los médicos indujeron el parto y la pequeña hija de Keanu y Jennifer nació muerta. 

‘Matrix 4’ y películas de Warner se estrenarán en cines y en HBO Max en 2021.

A la pequeña se le dio el nombre de Ava Archer Syme-Reeves y tuvo un entierro en un cementerio de Los Ángeles. Actualmente, continúan circulando imágenes en las que se puede ver a la pareja saliendo desconsolada del cementerio en el que quedó el cuerpo de su hija. 

Como era de esperarse, dicha muerte significó un golpe muy fuerte para Keanu y Jennifer, quienes no pudieron sostener su relación, por lo que poco después del lamentable suceso terminaron en buenos términos. 

Tiempo más tarde, llegó un nuevo trágico suceso a la vida de Keanu. El 1 de abril de 2001, Jennifer acudió a una fiesta en casa del músico Marilyn Manson, y luego de haber sido llevada a su casa, Jennifer decidió volver a la fiesta posteriormente en estado de ebriedad, lo cual terminó en un hecho lamentable, pues Syme chocó contra tres autos estacionados, lo que provocó que fuera expulsada de su vehículo y muriera al instante. 

Así cambió la vida de Keanu Reeves tras las muertes de su hija y novia

Ante tales sucesos, Reeves, quien estaba cerca de comenzar a rodar secuelas consecutivas de Matrix durante la primavera siguiente, buscó tiempo para poder lidiar con ese nuevo suceso, el cual se sumaba a la muerte de su hija. 

Tras dichos eventos, Keanu tuvo un cambio dentro de sí, el cual él mismo reconoció años después luego de negarse a hablar sobre el tema. 

“Cuando la gente que amas se va, estás solo. Extraño ser parte de sus vidas y que sean parte de la mía. Me pregunto cómo sería el presente si estuvieran aquí, lo que podríamos haber hecho juntos. Extraño todas las grandes cosas que nunca serán”, aseguró Keanu años después en entrevista con la revista Parade

Keanu Reeves y Alexandra Grant en noviembre de 2019, en Los Ángeles. 

Así, Keanu ha aprendido a vivir con el dolor y a continuar con su vida. Actualmente, el actor mantiene una relación con la artista estadounidense Alexandra Grant, con quien se le vio públicamente en 2019 por primera vez pese a que acumulan varios años de relación. 

"Alexandra fue una de las pocas personas en lograr que Keanu hablara de sus emociones y de su pasado. Estuvo tanto tiempo en un lugar oscuro, que la perspectiva de Alexandra y su apoyo fueron clave para que Keanu cambiara su vida”, aseguraron fuentes cercanas al actor a Life & Style al respecto.