Un trágico accidente

¿Cómo sucedió la muerte de Pedro Infante?

¿Cómo sucedió la muerte de Pedro Infante?

El 15 de abril de 1957, el actor mexicano Pedro Infante perdió la vida en un trágico accidente a sus 39 años de vida, convirtiéndose así en una leyenda de la cultura popular mexicana. Conoce aquí cómo sucedió el lamentable suceso. 

Quien se mantiene como uno de los actores más recordados y queridos en la historia del cine mexicano, Pedro Infante, sufrió una inesperada y trágica muerte cuando aún se mantenía en la plenitud de su vida.

A pesar de formar parte de más de 60 películas a lo largo de su trayectoria, Pedro tenía apenas 39 al momento de fallecer, lo cual hizo aún más tráfico el lamentable suceso. 

¿Cómo sucedió la muerte de Pedro Infante? 

La triste muerte de Pedro Infante derivó de una de las pasiones y pasatiempos del actor: la aviación. Incluso, sus casi tres mil horas de vuelo que tenía registradas eran bajo el seudónimo de “Capitán Cruz”. 

Pinterest
Pedro Infante. 

Pedro Infante sabía el riesgo que corría debido a la aviación, pues previo a su muerte el también cantante había vivido ya un par de accidentes aéreos; sin embargo, eso no le impidió a Pedro continuar haciendo lo que le gustaba. 

El 15 de abril de 1957 Pedro Infante piloteó un modelo de avión C-87 Liberator Express, construido durante la Segunda Guerra Mundial. A Pedro lo acompañaban tal día otro par de personas: el capitán Víctor M. Vidal y Marciano Bautista, mecánico de vuelo.

Poco después de haber despegado y tras haber alcanzado apenas unos 200 metros de altura el avión se desplomó entre las 7:30 y 8:00 horas de aquel día en la ciudad de Mérida, Yucatán, en México. 

Pinterest
Tumba de Pedro Infante en la Ciudad de México.

Un fallo en el motor luego de que la aeronave despegara, provocó que el avión que piloteaba Pedro cayera en espiral hacia el suelo, provocando la muerte de las tres personas que iban en él, incluido Pedro.

Dos días después del trágico sucedo, Pedro fue sepultado en el cementerio de Panteón Jardín, en la Ciudad de México, en donde año con año diversas personas acuden a rendirle homenaje a Pedro, evidenciando así lo mucho que Pedro continúa significando dentro de la cultura popular mexicana.