Secretos sobre Simon Baker, actor de 'The Mentalist'

Simon Baker
noviembre 24, 2020 - 09:06 / Eduardo Sandoval

Simon Baker es un actor australiano reconocido por dar vida al psíquico "Patrick Jane" en la exitosa serie de la cadena de CBS, The Mentalist. Además de su atractivo, Simon es considerado como uno de los actores más educados y amables de la industria, pero ¿qué hay detrás de este talentoso actor? Aquí te contamos algunos de sus secretos.

Simon Baker es el personaje principal en la serie creada por Bruno Heller, pero también ha participado en otros interesantes proyectos como El guardián y El diablo se viste de prada. Comenzó su carrera en la televisión australiana y en algunos videos musicales. Fue hasta 1997 cuando se ganó un papel en el película de L.A. Confidential. Esto le abrió nuevas oportunidades en la industria del entretenimiento.

Secretos sobre Simon Baker, actor de The Mentalist

Durante su infancia solía presentarse como Simon Denny porque no sabía quién era su padre biológico. Una vez que conoció la historia agregó el Baker Denny. Antes de convertirse en actor, Simon consiguió el campeonato estatal en Surf y Waterpolo, dos de sus grandes pasiones cuando era joven.

Estudió medicina, pero se dio cuenta de que no era un buen estudiante, resultó ser muy distraído, así que optó por dedicarse a la actuación.

En 1998 se casó con la actriz Rebecca Rigg, con quien tiene tres hijos: Stella, Claude y Harry. Trabajó con grandes directores del género de terror como George A. Romero en la cinta de La tierra de los muertos vivientes, y con Hideo Nakata en El aro 2.

Cuenta con su estrella en el reconocido Paseo de la Fama de Hollywood, donde además de ser acompañado por el creador y productor de The Mentalist, contó con la presencia de Naomi Watts, quien fue su madrina

Se dice a sí mismo como un hombre muy apegado a su familia y a sus raíces. Cada que puede lleva a sus hijos consigo a su país de origen para crear un vínculo con sus antepasados.

Simon Baker en la Berlinale, Alemania, 2020

Aunque no cuenta con un premio Emmy o Globo de Oro, sí formó parte de las listas de la revista People por ser una de las las celebridades más atractivas. 

Participó en una de las campañas más exitosas de la casa de vinos Freixenet. Para el ejercicio trabajó con el director Martin Scorsese para rendir homenaje a un grande del cine: Alfred Hitchcok.

En ese mismo proyecto también compartió el set con la reconocida actriz de Broadway: Kelli O'Hara.