5 cosas que no sabías de ‘El regalo prometido’ la película navideña por excelencia

Arnold Schwarzenegger en 'El regalo prometido'
diciembre 24, 2020 - 23:01 / Isabel Carrasco

Ver ‘El regalo prometido’ durante la época navideña se ha convertido en una tradición para millones. Aquí tienes cinco cosas que seguramente no sabías sobre la película navideña por excelencia.

Desde su estreno en 1996, la película que muestra el lado desagradable de la Navidad se ha convertido en un clásico de la temporada. Protagonizada por Arnold Schwarzenegger y Sinbad, El regalo prometido muestra una encarnizada lucha de dos padres que harán todo lo posible por conseguir el juguete de moda que le prometieron a sus hijos. Veamos estos cinco datos que seguro no conocías.

5 cosas que no sabías de El regalo prometido la película navideña por excelencia

1. Arnold Schwarzenegger sólo pudo ser parte después de que se retrasara (y eventualmente se cancelara) su participación en el remake de El planeta de los simios el cual iba a protagonizar originalmente.

Arnold Schwarzenegger y Verne Troyer en 'El regalo prometido'

2. La grabación de la película comenzó a mediados de abril por lo que muchas escenas fueron grabadas bajo un insoportable calor mientras que la magia del cine hacía que todo se viera como un frío invierno. Algo realmente difícil para los actores que sudaban con el caluroso vestuario.

3. El actor John Belushi, quien interpreta al Santa Claus del centro comercial, trabajó en su juventud como Santa Claus visitando casas, incluso, confesó en una entrevista, fue arrestado en una ocasión con todo y traje tras ser detenido por un policía de tránsito. ¡Pareciera que el papel en la película estaba escrito en su destino!

4. Las figuras de Turbo Man se vendieron en tiendas tras el estreno de la película, sin embargo, la producción no sabía el éxito que iba a ser la misma y tenían poco tiempo para producirlos por lo que sólo se vendió un número limitado de piezas que ahora son de colección.

5. Los productores de ‘El regalo prometido’ fueron demandados por plagio por un maestro de secundaria que había escrito un guión muy parecido. El maestro ganó la demanda y la casa productora le tuvo que pagar ¡19 millones de dólares!