En el pasado, las casas reales no se fundaban en el amor y, a menudo, tanto hombres como mujeres tenían aventuras mientras estaban casados. No era raro que nacieran hijos ilegítimos, que en secreto recibían una educación y eran criados en las cortes para luego ser integrados a la socialité. 

Las infidelidades en la realeza ahora son muy mal vistas

En estos tiempos modernos, los príncipes y princesas de las familias reales pueden elegir ellos mismos a sus parejas y  hoy en día la mayoría de los miembros de la realeza se casa por amor. Como en cualquier pareja, la lealtad es muy importante. El historiador danés Lars Hovbakke Sørensen dijo en una entrevista en televisión que las infidelidades en la realeza son el remanente de una "antigua cultura real". Los reyes, las reinas y sus herederos deben adaptarse a las expectativas de la sociedad y pensar realmente en cómo comportarse.

Si bien antes se aceptaba que los miembros de la realeza tuvieran un amante, ahora es absolutamente intolerable. Aunque los miembros de la realeza tienen algunos derechos y privilegios especiales, los miembros de la familia real tienen una responsabilidad moral y deben ser modelos a seguir para su pueblo. 

Pinterest
"Black Sheep": Princess Diana's Sweater Spoke Volumes

En las últimas décadas, ha habido bastantes aventuras extramaritales en las familias reales. Uno de los miembros de la realeza que tuvo una aventura y que vivió en carne propia el escrutinio público fue el heredero británico al trono, el príncipe Carlos. 

La Princesa Diana incluso se enteró de la aventura de Camilla con Carlos un día antes de su boda. Afortunadamente, los matrimonios reales no son lo que solían ser en los viejos tiempos y los miembros de la familia real pueden casarse por amor. El miembro de la realeza más reciente en dar este paso fue la Princesa Beatriz, quien se casó con Edoardo Mapelli Mozzi a finales de julio.