Podemos imaginarlo...

Meghan Markle confiesa que ser parte de la realeza británica no es fácil

Meghan Markle confiesa que ser parte de la realeza británica no es fácil

Meghan Markle se casó con el príncipe Harry el 19 de mayo de 2018. Aunque actualmente ambos ya no son miembros activos de la familia real británica, siguen siendo los duques de Sussex, y parece que nada ha sido fácil.

No es ningún secreto que Meghan Markle ha estado en el ojo público desde su boda con el príncipe Harry en 2018, después de haber trabajado como actriz gran parte de su vida. 

Desde entonces, Meghan se ha enfrentado a grandes críticas como esposa, madre y miembro de la realeza británica. Pero ahora ella ha hablado y finalmente ha admitido que ser parte de la familia real "no es fácil".

Pinterest
Duchess Meghan

La honestidad de Meghan revela cuán difícil ha sido la vida para ella bajo el escrutinio de los medios y la opinión pública. Según fuentes cercanas a la familia real británica, Meghan y Harry han pasado por varios momentos extremadamente difíciles.

Meghan: es difícil encontrar un equilibrio entre la vida real y la privada

Para Harry y Meghan encontrar un equilibrio entre su vida privada y sus deberes reales no ha sido particularmente sencillo. Lo anterior probablemente contribuyó a su decisión de salir de la realeza el 31 de marzo de 2020.