Sumemos “ser secuestrada por el ejército y aprender a relacionarte con tus captores” como otra de las extrañas acciones de bienvenida por parte de la Corona británica. De acuerdo con el polémico libro Finding Freedom: Harry and Meghan and the Making of a Modern Royal Family, Meghan Markle recibió entrenamiento militar para sobrevivir a un posible secuestro durante sus tareas como representante de la reina Isabel II en el mundo. El adiestramiento que la duquesa de Sussex recibió por parte del ejército incluyeron instrucciones precisas para defenderse por sí misma y relacionarse con sus captores. 

Meghan Markle recibió entrenamiento antisecuestro

Además de múltiples revelaciones explosivas sobre la complicada relación que el príncipe Harry y Meghan Markle sostienen con la familia real, Finding Freedom también ha desvelado algunas de las extrañas curiosidades a las que la protagonista de Suits se enfrentó al iniciar su noviazgo con el hijo de Carlos y la princesa Diana.

Pinterest
Meghan Markle en la celebración del Memorial de la Guerra en Wellington, Nueva Zelandia, en 2018.

Por ejemplo, en uno de sus capítulos, el libro detalla cómo Markle fue entrenada por el Servicio Aéreo Espacial (SAS) del Ejército británico para sobrevivir a un posible secuestro y comportarse como rehén. 

“(Meghan Markle) se sometió al mismo entrenamiento informal en el que Kate (Middleton) se embarcó después de comprometerse con el príncipe William”, escribieron Omid Scobie y Carolyn Durand, autores del libro que hoy llegó a los estantes. “… incluyendo prepararse para responder ante todos los escenarios de seguridad de alto riesgo posibles: secuestros, situaciones de rehenes y ataques terroristas”.

Reportes de la prensa afirmaron que Markle participó en una activación militar donde se le enseñó a relacionarse con sus secuestradores y defenderse por sí misma, entre otras cosas.

Pinterest
Meghan Markle en un evento.

Kate Middleton y la princesa Diana también fueron entrenadas en acciones antisecuestro

De acuerdo con los autores, Meghan Markle no ha sido la única royal que ha recibido instrucciones militares para prepararse ante cualquier escenario de riesgo. De hecho, todos y cada uno de los miembros de la realeza –salvo la reina– han sido entrenados por el SAS en sus cuarteles centrales en Hereford.

En 1983, dos años después de casarse con el príncipe Carlos, Lady Diana se sometió al entrenamiento militar. Durante las actividades de reacción, una granada explotó peligrosamente cerca de la princesa y le quemó parte del cabello.

Pinterest
Diana, Princess of Wales (1961-1997) in June of 1997.

Por su parte, Kate Middleton no recibió instrucciones sino hasta después de su boda con el príncipe William en 2011.

El caso de Markle fue atípico, pues su acondicionamiento por parte del SAS sucedió meses antes de su enlace formal con el príncipe Harry. Fuentes cercanas a la familia real indicaron que la duquesa de Sussex fue entrenada por el ejército antes de su ingreso formal a la casa Windsor a causa del incremento en acciones terroristas por parte del extinto Estado Islámico en 2018.