No hay mejor forma de celebrar las fiestas navideñas que con una buena acción. Al menos así lo consideran el príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, pues aprovecharon la época para anunciar el primer gran proyecto en el que se involucrará su fundación Archewell. De acuerdo con un comunicado retomado por Bloomberg, la organización benéfica trabajará en colaboración con el chef José Andrés en la construcción de cuatro cocinas comunitarias en zonas afectadas por desastres naturales.

Este es el primer gran proyecto de Archewell, la fundación de Harry y Meghan

A través de un comunicado de prensa, los duques de Sussex anunciaron la participación de su fundación, Archewell, en una iniciativa del World Central Kitchen, non-profit encabezada por el chef español José Andrés.

Pinterest
Meghan Markle y el príncipe Harry en los premios WellChild, en 2019

Según se informó, la organización benéfica recién creada por Harry y Meghan colaborará en la construcción de cuatro cocinas comunitarias que brindarán comidas gratuitas a personas afectadas por desastres naturales en países del tercer mundo.

“La salud de nuestras comunidades depende de nuestra habilidad para conectar nuestra humanidad compartida”, establecieron los duques en un comunicado.

El chef José Andrés: el primer aliado de Harry, Meghan y la fundación Archewell

La iniciativa, que también contempla la transformación de dichas cocinas en escuelas, clínicas y centros comunitarios cuando estas no sean necesarias, es otra de las acciones emprendidas por el chef español José Andrés para llevar alimentación a distintas zonas en todo el mundo.

Pinterest
El chef José Andrés durante su trabajo con el World Central Kitchen, en 2019

“Cuando pensamos en el chef Andrés y su increíble equipo en World Central Kitchen, recordamos que incluso durante un año de dificultades inimaginables hay muchas personas increíbles dispuestas y trabajando incansablemente para apoyarse mutuamente”, señaló la pareja.

Se espera que la primera cocina comunitaria apoyada por la fundación Archewell se construya en Dominica, isla caribeña afectada por huracanes en 2017. La segunda, de acuerdo con Bloomberg, será construida en Puerto Rico.