Los duques de Cambridge son padres de tres hermosos hijos, el príncipe George, la princesa Charlotte y el príncipe Louis. Sin embargo, antes de que el menor de los hermanos naciera, la pareja real fue advertida sobre expandir su familia. Recientes reportes publicados por la revista Marie Claire, revelaron que todo ocurró en 2017 cuando William y Kate se encontraban de viaje en Alemania y Polonia. 

Durante su visita, Kate Middleton recibiría un juguete para bebé como regalo y poco tardó en decirle al príncipe William: "creo que tendremos que tener más bebés". En ese momento, George y Charlotte tenían cuatro y dos años, respectivamente.

Pinterest
Cambridge Family Quiz

Poco tiempo después de haber recibido ese objeto la pareja fue advertida sobre darle la bienvenida a nuevos miembros en su familia.

Kate y William fueron advertidos sobre tener más hijos

La organización Having Kids, la cual promueve un estilo de vida familiar sostenible, instó a los duques de Cambridge a reconsiderar sus planes acerca de darle un nuevo hermano o hermana a George y Charlotte. Una carta abierta, escrita por la presidenta y directora ejecutiva de la organización, Anne Green Carter, leía: "Los ejemplos que pone la familia real son extremadamente influyentes. El hecho de que consideren agrandar su familia plantea cuestiones de sostenibilidad de gran magnitud. Las familias grandes no son sostenibles". 

Dicho documento agregó que si bien George y Charlotte probablemente tengan "vidas maravillosas", no se puede asegurar lo mismo sobre el futuro de cualquier niño.

Pinterest
Prince William and Duchess Catherine in Blackpool

William y Kate anunciaron que esperaban a su tercer hijo, Louis, poco tiempo después de darse a conocer dicho documento. El más pequeño de la familia nació el 23 de abril de 2018.