• Kate Winslet está cómoda con su cuerpo y no teme mostrarlo como parte de su trabajo
  • La actriz británica negó que se editara su cuerpo en postproducción para una escena
  • Todo un ejemplo a seguir en el empoderamiento femenino

Según afirmó en una entrevista reciente con The New York Times, la actriz británica negó a la producción de la serie Mare of Easttown, de HBO, editar su cuerpo en postproducción para mejorar su imagen durante una escena en donde su personaje sostiene relaciones con un hombre. “Ni se te ocurra”, dijo la ganadora del Oscar al director Craig Zobel.

Kate Winslet se siente sumamente cómoda en su propia piel

Durante la promoción del último capítulo de Mare of Easttown, Kate Winslet sorprendió a todos al revelar que pidió a la producción de la serie de HBO no modificar su imagen y cuerpo para lucir en congruencia con la edad de su personaje en la ficción, “Mare Sheehan”.

Pinterest
Kate Winslet 

“Yo les decía, ‘chicos, sé cuántas arrugas tienen mis ojos, por favor pónganlas de nuevo’”, señaló a The New York Times al hablar sobre su opinión cuando le presentaron el primer borrador del póster de la serie. Curiosamente, las peticiones de Winslet continuaron incluso en una escena de sexo en donde el director, Craig Zobel, le propuso retocar su cuerpo en postproducción.

“Es una mujer imperfecta y en pleno funcionamiento, con un cuerpo y un rostro propios de su edad, su vida y el lugar del que viene… Supongo que por eso la gente ha conectado con este personaje de la manera en lo que ha lo hecho. Porque claramente no hay filtros”.

Además de mostrarse al natural, Kate Winslet se anotó un éxito más a su carrera con Mare of Easttown, una de las series más aclamadas del último año.

En el proyecto creado por Brad Ingelsby, la actriz británica interpreta a “Mare”, una detective de una pequeña ciudad de Pensilvania que se encarga de investigar el asesinato de una joven, al mismo tiempo que intenta recomponer su vida.

También podría interesarte:

Cabe señalar que el último capítulo de la serie en donde también actúan Guy Pearce, Evan Peters, Jean Smart y Julianne Nicholson, fue nombrado como el episodio más visto en la historia de HBO Max, plataforma de streaming del canal de televisión premium responsable de éxitos como Game of Thrones y Westworld.