La familia siempre será la familia. De acuerdo con diversos reportes de la prensa en Reino Unido y Estados Unidos, el príncipe Harry y Meghan Markle están reconsiderando sus planes originales después de separarse de la realeza y pensando en volver a Inglaterra para pasar la navidad con la familia real. Según se publicó en medios como Vanity Fair y el diario Express, los duques de Sussex están preocupados por la salud del príncipe Felipe, por lo que esperan volver a casa para que el pequeño Archie pueda conocer y convivir con su bisabuelo.

El príncipe Harry y Meghan Markle quieren regresar a Inglaterra

Si bien, todo parecía indicar que el príncipe Harry y Meghan Markle no volverían a Inglaterra en los meses próximos, la salud del príncipe Felipe y los tiempos extraños que atraviesa el mundo podría cambiar sus planes.

Pinterest
Meghan Markle y el príncipe Harry en Nueva Zelanda, en 2018.

Una fuente cercana a la revista Vanity Fair comentó que los duques de Sussex están desesperados por volver a Inglaterra para pasar las fiestas navideñas con la familia real.

“Hay una gran tradición en torno a pasar las fiestas navideñas con su familia y a ambos les ha encantado eso en el pasado. Con la incertidumbre de la COVID-19, (Harry y Meghan) han tomado decisiones día a día y tienen la esperanza de que todos puedan volver a estar juntos y pasar esos días en familia”, señaló.

“El tiempo dirá si eso podrá sucede o si podría afectar potencialmente lo que hacen y cuándo lo hacen, pero todo están ansiosos por volver para pasar tiempo con la familia de Harry y que Archie vea a su bisabuela (la reina Isabel II) y su bisabuelo (el príncipe Felipe) en particular”.

Pinterest
El príncipe Felipe, duque de Edimburgo, y el príncipe Harry en el Castillo de Windsor, en 2019.

Aunque públicamente no se han relacionado desde que se anunció su separación formal de la realeza, el príncipe Harry y Meghan Markle han intentado mantener comunicación con la reina Isabel y el príncipe Carlos.

Recientemente el diario The Sun publicó que la pareja llama desde su nueva casa en Santa Bárbara con apariciones esporádicas del pequeño Archie.