Otra tormenta se aproxima en la vida del príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle. Aunque en un principio, la pareja afirmó en un comunicado que ellos no habían sido entrevistados ni contribuido con la escritura del polémico libro Finding Freedom: Harry and Meghan and the Making of a Modern Royal Family, sus autores confirmaron en las páginas principales del texto que se acercaron y platicaron con la pareja “cuando fue apropiado”. Esta sencilla y breve aseveración pondría en duda el involucramiento de los duques de Sussex con la publicación que ha arrojado datos controversiales sobre su relación con la familia real.

Finding Freedom: Harry y Meghan Markle si hablaron con sus autores “cuando fue apropiado”

En las primeras páginas de Finding Freedom…, los autores Omid Scobie y Carolyn Durand indican que, durante su proceso de investigación, hablaron con amigos cercanos a Harry y Meghan, asistentes reales y personal (actual y pasado) de la Corona, así como organizaciones con las que la pareja ha establecido relaciones de trabajo y colaboración.

Pinterest
El príncipe Harry y Meghan Markle en la premiere de la película The Lion King, en 2019.

A pesar de que los duques de Sussex advirtieron públicamente que ellos no habían sido consultados por Scobie y Durant, estos señalaron que hablaron con la pareja “cuando fue apropiado”.

La dupla escritora también aseguró que otorgaron “el anonimato a sus fuentes para permitir la libertad de proporcionar citas directas con franqueza sin que se atribuyan a un nombre, ya sea por la sensibilidad de sus roles o para proteger sus carreras”.

El libro Finding Freedom “dejará heridas dolorosas” en la relación que Harry y Meghan tienen con la familia real

Las aseveraciones de Scobie y Durant, recogidas por el diario Mirror el día de lanzamiento de Finding Freedom..., validarían un fuerte rumor que señala que los duques de Sussex están más que conformes con lo publicado en el polémico libro.

Pinterest
Príncipe Harry y Meghan Markle en un partido de futbol durante su visita al Lycée Qualifiant Grand Atlas, en Asni, Marruecos, en 2019.

“Es justo decir que existe un gran escepticismo sobre la participación de los dos protagonistas principales del libro”, dijo una fuente cercana a la monarquía al tabloide Mirror.

Si bien la participación de Harry y Meghan ya había sido negada por la pareja, la sola publicación y difusión de explosivos detalles que muestran la complicada relación que los duques tenían con la familia real antes de su separación de la realeza ya ha dejado “heridas dolorosas” entre las partes.

“Es tristemente difícil imaginar un mundo en el que esto no cause un daño duradero a muchas de las relaciones personales exploradas en este relato tan unilateral”, concluyó una fuente cercana al Palacio de Buckingham.