¡Los documentos oficiales las daban por muertas!

¿La familia real escondió a las primas cercanas de la Reina Isabel II?

La Reina Isabel II y la Princesa Margaret

Cinco primas cercanas de la Reina Isabel fueron internadas en hospitales psiquiátricos y dadas por muertas oficialmente. ¡Aquí te contamos la historia!

Uno de los episodios que más conmocionó y sorprendió a los fans de The Crown en su cuarta temporada es la historia detrás de las primas de la Reina Isabel y la Princesa Margarita, quienes fueron deliberadamente escondidas y dadas por muertas por la familia real. Aunque sabemos que la serie se toma libertades en cuanto a la precisión histórica, en este caso la historia es completamente real… bueno con ciertos matices.

Las primas de la Reina Isabel que la familia real escondió

En la serie es la Princesa Margarita quien descubre tal atrocidad y tras confrontar a su madre, la Reina Madre, ésta le dice que fue una difícil decisión que la familia tomó por el bien de la corona después de que el Rey Jorge VI asumiera la corona tras la abdicación.

Pinterest
La familia real británica en 1936

Como explica, si al escándalo se sumara que en la línea genética de la familia había trastornos psicológicos, la idea de la monarquía y su herencia habría sido puesta en duda y por ende, destruída. Nada de esto pasó en realidad. En realidad, es muy factible que nadie de la familia real, ni siquiera la Reina Madre, supiera realmente de la situación de sus sobrinas Nerissa y Katherine Bowes-Lyon.

¿Quiénes eran Nerissa y Katherine?

Ambas eran hijas de John Herbert Bowes-Lyon (hermano de la Reina Madre) y su esposa Fenella. Esto las convierte en primas directas de la Reina Isabel y la Princesa Margarita. Además de Nerissa y Katherine, se descubrió que otras tres parientes estaban internadas por la misma situación. Ellas eran primas directas de Nerissa y Katherine de lado de su madre Fenella.

Pinterest
La Reina Madre y el Rey Jorge VI con la Reina Isabel II

De acuerdo a David Danks, director del Murdoch Institute cuando se reveló la historia de las hermanas, es probable que la condición fuera una enfermedad genética que mataba a los hombres y se desarrollara en un retraso mental en las mujeres.

¿La familia real sabía?

Como se mencionó, lo más probable es que no. Hasta antes de que la historia se hiciera pública en 1987, no hubo ningún registro de que algún miembro de la familia real tuviera contacto con las hermanas, ni con las tres primas de éstas. De hecho, en la edición de 1963 Burke’s Peerage todas salen registradas como muertas; Nerissa en 1940 y Katherine en 1961,

Pinterest
Elizabeth Bowes-Lyon, la Reina Madre

¿Quién las registró?

Según Lord Clinton, de la poca familia que le quedaba a las primas del lado de los Bowes-Lyon, es probable que su tía Fenella (madre de las hermanas) hubiera llenado mal el formato del registro al ser una persona descuidada. Según esta versión, al estar incompleta la forma, los editores de Burke’s Peerage simplemente asumieron que habían muerto. Lo raro, para la prensa era que el registro incluyera fechas exactas que no se sabrían de un formato mal llenado. Pero eso es algo que probablemente nunca sabremos.

¿Qué fue de las hermanas?

Nerissa murió en 1986; nadie asistió al funeral salvo el personal del hospital. Katherine falleció en 2014. Nunca tuvieron contacto con la familia real ni siquiera un ingreso monetario importante incluso después de hacerse pública su existencia. De acuerdo a los registros, sólo recibían 125 libras al año.

Pinterest
La Reina Isabel y la Princesa Margaret en 1933

Cuando murió Nerissa su tumba estaba marcada únicamente con señalizadores de plástico, al revelarse la historia, la familia agregó una tumba real. Se cree también que la Reina Madre envío un poco de dinero para que las hermanas compraran postres. Fuera de eso, no hubo contacto real con ellas de parte de las familias.

En su tiempo, el Palacio de Buckingham sólo declaró que este era asunto de la familia Bowes-Lyon y que no darían más comentarios salvo que las primas no eran prisioneras sino pacientes bien tratadas en el hospital.

Pinterest
Jorge VI y Elizabeth Bowes-Lyon en 1925

Así pues, aunque lo que vimos en The Crown no sea tan preciso y en realidad no fueran escondidas deliberadamente, al final del día cinco personas fueron exiliadas de la familia y no gozaron de una fortuna que hubiera hecho de sus vidas más cómodas. Lo que sí es verdad es que definitivamente hay un notable cambio en la percepción de la salud mental de parte de la familia real.